Facebook es una de las redes sociales más populares y utilizadas del mundo, que empezó como una página web para dejar las fotos de gente a la cual conocemos, y ha evolucionado hasta convertirse en una herramienta imprescindible para cualquier tipo de actividad humana.

dibujoY las empresas también tienen su página en Facebook, donde no hablan de “Yo he estado hoy con una amiga”, sino de sus actividades empresariales, laborales o de índole parecida. En lo que tratamos aquí, vamos a ver cómo Facebook también sirve para la publicidad. Una publicidad que si es bien empleada, puede dar muchos beneficios, directos o indirectos, a nuestra empresa. Y para acceder por medio de ella a nuestra página web principal.

Creando la página.

Primero, como cualquiera que empieza en Facebook, hay que crear la página, que se hará según las indicaciones de la página web. Lo principal es el encabezado, con una gran foto que se usará como para simbolizar lo que es la empresa, su espíritu, su estilo… Y lo mismo con la otra foto más pequeña. No nos olvidemos, por supuesto, de indicar donde nos dirán el link de la página web externa, que es la nuestra, claro. Aparte, habrá que poner una breve descripción de la empresa, su ubicación, etc.

Una de las aplicaciones más famosas de Facebook es “Me gusta”, que cualquiera utiliza para decir que le gusta un artículo, una frase, un comentario… Cuando se trata de una página de una empresa, se utiliza el “Me gusta” para quien le guste nuestra empresa. Si se quiere, se puede añadir la solicitud de amistad, pero generalmente las empresas utilizan Facebook para lo que hemos dicho y para “Me gusta” a quien le agrade.

Espacio de pago.

Como Facebook añade detalles nuevos en poco tiempo, puedes enriquecer la página con las aplicaciones que el sistema permita. Todo muy complejo y que hay que aprovechar con cuidado y atención para diseñar una página perfecta y que el gran público entienda. Pero también hay la publicidad directa en Facebook, no con una página o Muro, sino con un espacio de pago, que se puede ver a la derecha de la página web. Esa es la más eficaz para que la gente encuentre a nuestra empresa, aunque no esté directamente en Facebook.

Son esos anuncios que vemos una foto atractiva (un café con leche que te da ganas tomar, una mujer seductora en bikini o un plato de comida apetitosa), un texto breve pero claro y una breve descripción.

El coste de estos anuncios en Facebook tiene varias alternativas, desde pagar por cada clic que el usuario haga sobre el anuncio (CPC) a campañas de branding (CPM). Si el link es una web externa, el coste aumenta, pero así es la publicidad, que al final nos recompensará en gente interesada en nuestros productos.

Muchas maneras de hacer publicidad hay en Facebook, y se puede tratar toda clase de temas y productos, pero siempre siguiendo las normas de la página.

 

 

 

Etiquetas:

Categorias: Marketing De Articulos