Tradicionalmente, los empresarios usaban pequeñas tarjetas de cartón donde compartían sus datos de contacto y así lograban ampliar sus redes, pero hoy tenemos un entorno digital que nos permite compartir esta información fácilmente a través de un pequeño archivo.

El ABC de las Tarjetas de Visita Digitales

Esto es lo que se conoce como una tarjeta de visita digital, y es prácticamente la sucesora de la ya conocida tarjeta de presentación. Aunque esta última se sigue utilizando, dentro de unos años la veremos muy poco e incluso la consideraremos anticuada.

 

Utiliza las diferentes apps

Para crear tu tarjeta digital existen diferentes alternativas. Basta hacer una pequeña búsqueda en Google para encontrar aplicaciones como Cuicard o Cardflick, al igual que dispositivos como Poken.

Adminístralas fácilmente

¿Cuántas veces te ha pasado que recibes la tarjeta de contacto de alguien y luego no tienes la menor idea de dónde la dejaste? Es más común de lo que piensas, y ni hablar de los eventos de emprendimiento donde pasamos nuestra tarjeta de cartón y nos llevamos a casa varias docenas de los contactos que hicimos ese día.

Afortunadamente contamos con diferentes aplicaciones móviles para que esta tarea sea más que fácil. Con apps como Biz Cards Viewer Carda Lite o CamCard Lite, solo tendrás que tomarle una foto a la tarjeta que recibes, guardas los datos de contacto y los vinculas a los números de la agenda de tu móvil.

¿Qué información debes incluir en tu tarjeta?

Al igual que sucede con la tarjeta de cartón, lo más recomendable es no sobrecargar tu tarjeta de visita digital con datos de contacto innecesarios o medios que no utilices. Por ejemplo, no vale la pena agregar tu perfil de Google+ si ni siquiera te tomas la molesta de abrir tu propio perfil.

Dependiendo del propósito de contacto puedes incluir tu teléfono móvil (incluyendo el código de área), el correo electrónico que más utilices y tus perfiles en Facebook, Twitter y Linkedin. También es válido agregar tu Skype.

Recuerda la importancia de mantenerte en contacto con la persona que a la que le has compartido tu tarjeta digital. Muchas veces sucede que agregamos a alguien como amigos en Facebook o nos seguimos mutuamente en Twitter pero no afianzamos el vínculo, y luego terminamos  preguntándonos: “¿quién es esa persona?”.

Por último, también es aconsejable crear varias tarjetas dependiendo del tipo de contacto o el evento. Para compartir con personas de tus círculos sociales puedes usar un correo electrónico informal y tus redes sociales, mientras que para las profesionales puedes optar por una dirección corporativa y una red como LinkedIn.

Etiquetas:

Categorias: Redes De Mercadeo