Las tarjetas de visita las conocemos en su formato de papel impreso, normalmente en cartón o papel más duro que el habitual. Pero Internet, en su revolución general de todos los hábitos y costumbres alrededor del mundo, también ha sido capaz de transformar las sencillas tarjetas de visita.

tarjetas_de_visita_personalizadas

Y hay que utilizar códigos para hacer nuestra tarjeta de visita digital. Por ejemplo, el código QR. ¿Y qué es el código QR? Es un código de barra pero sólo en dos dimensiones, y contiene más información, al no contener sólo números, como el código de barras tradicional.

Así, se puede hacer un código de barras que podrá ser leído por un “smartphone”, es decir, por un teléfono móvil de última generación que contiene lo necesario (datos personales).

Ejemplos de tarjetas.

Un ejemplo para diseñar nuestra tarjeta de visita digital es entrar en páginas web que incluyen diseños para ello. Entramos en cualquiera que encontremos en Internet gracias  a un buscador. Cuando el sistema nos lo pida, meteremos nuestros datos. Pueden ser los del currículum, pero también los personales. Según lo que nos pidan meter, claro.

El código QR requerirá un tamaño especial para cada medio en donde se reproduzca. Si es para un móvil smartphone, tiene que ser de tamaño pequeño o mediano. Más grande será si es para imprimirlas en una imprenta. Cuando el código QR quede definitivamente diseñado, obtendremos ese extraño dibujo que nos parecerán todos ellos iguales, pero que contienen el código necesario.

Lo guardaremos en nuestro ordenador, pero también podremos insertarlo en nuestra página web si queremos, como Plan B si se nos olvidan las tarjetas impresas.

Aplicaciones.

Pero si queremos más opciones para crear nuestras tarjetas de visita digitales, en Internet tenemos a nuestra disposición millones de aplicaciones, que se pueden descargar gratuitamente. Pero muchos suelen ser programas más bien mediocres, así que los de más confianza cuestan dinero. Por suerte, muchos se ofrecen a un precio asequible para cualquiera.

Después de tener ya en nuestro ordenador los medios para diseñar nuestras tarjetas de visita digitales, lo difícil es encontrar o crear textos para las mismas, que creamos que tengan el suficiente gancho y encanto para quienes las recibirán.

En el ordenador, también podemos diseñarlas para imprimirlas, eligiendo el tamaño de letra para ello, según si la tarjeta será grande, mediana o pequeña. También nos puede servir si es para enviar online, es decir, la que comentamos aquí, la digital, que incluso puede ser impresa por quien la reciba a través de un e-mail.

En este caso, también añadamos lo que se añade a cualquier tarjeta de visita tradicional: textos, dibujos o fotos, colores fuertes o suaves, o recurrir a la tradicional letra negra sobre papel blanco. O utilizar un papel de colores que atraiga más la atención (amarillo, por ejemplo). También aparecerá así la tarjeta digital en el móvil del receptor o en su ordenador.

 

 

 

Etiquetas:

Categorias: Marketing En Internet