El branding digital es cuando se habla de una marca y esa tiene que tener toque y aspecto propio, personal. Pero sin olvidar que eso se hace digitalmente. Algo como esto, aun no está plenamente instalado (valga la redundancia) en las mentes de los responsables estratégicos de las empresas, no es como antes, que se hacía todo de otra manera.

pe_branding-digital

Quieren promocionar sus empresas y productos, pero eso tiene sus maneras, sus normas. Se cae en el error de competir, vender, o como se diría más simplemente, marcar nuestro territorio, pero el error es despreciar a quienes compiten en nuestro terreno. Hay que aceptar a esos competidores, porque en algún momento pueden ser nuestros aliados, en este mundo complejo en el que trabajamos.

En lo digital hace falta una “Mentalidad 2.0”, como se dice en el lenguaje informático actual.

Y lo que falta mucho es estar atento al mercado, a su evolución, a sus cambios. Ya hemos dicho que antes las cosas en el mercado se hacían de otra manera, es como cuando vemos una película basada en una novela de Charles Dickens, con la Inglaterra victoriana del siglo XIX, o la de un siglo antes. Era de otra manera, otra mentalidad, otra cultura.

Ahora, las empresas tienen a su cargo a un Community Manager. Representa la opinión del cliente en la empresa y a la marca en el entorno digital. Ahí pensaremos cómo es nuestra marca, qué posicionamiento tiene en el mercado, qué puede ofrecer al mismo o cómo será la estrategia en todos los detalles.

Se pueden elegir redes sociales, en donde se podrá ver la empresa y los productos por cualquier tipo de personas. Facebook y Twitter son las más populares. Habrá que pensar si se patrocina algo en la Red, o saber qué público hay que captar y con cuánto presupuesto contamos para eso. La estrategia que hay que seguir en el branding digital debe ser a largo plazo, nunca a corto plazo, que esa impaciencia es la que traiciona a muchas empresas.

Y al pensar en los medios de comunicación, aparte de los tradicionales y los nuevos (Prensa, radio, televisión, Internet, etc.), hay que acordarse del teléfono móvil, que con los nuevos teléfonos móviles con última tecnología y medios con imagen de gran calidad, puede ayudar a que se conozca el producto.

En España hay millones de “smart telephones” (teléfonos inteligentes), donde con las muchas aplicaciones de los mismos se pueden incluir los anuncios de la empresa y el producto. Mediamarkt, en su inteligente campaña de anuncios, recuerda que el cliente no es tonto. Al contrario que muchas empresas, que parece que ya se burlan de él. Y por la falta de imaginación, que creen que con una campaña “normalita” venderán a destajo.

Asimismo, los clientes querrán conocer todo lo referente a la marca, sus detalles, sus pros y sus contras. Eso deberemos facilitárselo con un lenguaje claro. Si hemos tenido errores, reconocerlos y evitar repetirlos. Y no dormirnos en los laureles si la cosa va bien o mejor. Siguiendo todo esto, la empresa y el producto triunfará.

 

 

Etiquetas:

Categorias: Marketing En Internet